¿Por qué necesita un abogado?

¿Por qué necesita un abogado?

Publicado en Junio 16, 2015, por , en Opinión, (Sin comentarios)

Hay que reconocerlo: tienen mala fama, no son baratos y se hacen muchos chistes acerca de ellos pero el mundo necesita de los abogados… el problema es que no sabe por qué.

Después de años como abogado he hecho una pequeña recopilación de las razones por las que somos necesarios.

  1. Toda actividad es una fuente potencial de problemas: Los conflictos entre socios, las relaciones con entidades públicas, cobranzas, emprendimientos, el trabajo dependiente, conducir un auto y un largo etcétera de situaciones problemáticas marcan la vida de las personas. Por favor no me malinterprete: por ahora no necesita un abogado litigante sino uno prevencionista y mediador que diseñe su estrategia y ayude a manejar los conflictos sin necesidad de acudir a los juzgados.
  2. Contingencias y sobre costos laborales: Si tiene una empresa, ahora necesitas trabajadores. Si eres trabajador, necesitas vigilar a tu empleador. Con más normas laborales de las que se pueden contar y con nuevos criterios saliendo de los juzgados cada mes también necesitas un abogado.
  3. Relaciones con proveedores y clientes: la responsabilidad por incumplimiento contractual, recuperación de créditos, reparación de las demoras, descargos ante los clientes son claves para asegurar y maximizar beneficios. Conocer sus derechos en relación con proveedores es fundamental para funcionar y no incurrir en contingencias por incumplimiento..
  4. Protegerse de las oportunidades: Conozco a dos personas que fueron seducidas por la oportunidad de participar en un negocio que las haría millonarias. Pues bien, una quedó muy endeudada y la otra está en prisión porque no todas las ofertas de negocio son legales, ni siquiera seguras. Un abogado les habría ayudado a identificar los riesgos.
  5. Reglas claras: el abogado le ayudará a anticiparse: recomendará cláusulas que prevean posibles conflictos y que lo protejan: contratos, confidencialidad, permanencias, etc.
  6. La protección de patrimonio personal. Una empresa bien diseñada es una puerta por la que entran los ingresos … y una mal diseñada es una puerta por donde sale el patrimonio de los socios. La elección de la forma de organización adecuada ayuda a cautelar el patrimonio de los socios frente a un posible resultado negativo, su abogado le puede ayudar a blindar el patrimonio personal contra los riesgos del negocio.
  7. Sabe más que usted: Un abogado es un profesional especializado y tiene un mayor conocimiento y experiencia que usted en la aplicación de normas. Sólo una cosa, quizá sepa más que usted, pero no lo sabe todo: desconfíe de los abogados todistas.
  8. Es una segunda opinión: Algunos dicen que los abogados no tienen corazón… y quizá eso sea bueno: contar con una segunda opinión que sea imparcial ayuda a poner las cosas en perspectiva. Si a eso aunamos lo indicado en el párrafo anterior las cosas deberían estar mejor que al principio.
  9. Los abogados tienen conexiones: No sólo otros abogados, jueces y autoridades, sino también a los dueños de negocios y conocer a ambos grupos será útil para su negocio. Hey! no estoy hablando de colusión sino de información: conocer a otras personas ayuda a entenderlas.
  10. La solución final: Si todo lo anterior no le parecen razones válidas piense que le queda el recurso de que, en caso las cosas salgan mal, la culpa es del abogado. Responsabilizar al abogado (algo que es casi un deporte) le hará sentirse mejor y a veces puede redituar: advocatorum error litigantibus non nocet 1 y algunos profesionales y estudios de abogados tiene pólizas de responsabilidad en caso de práctica inadecuada (pérdida de documentos, vencimientos de plazos, etc.).

Un dato más: todo lo dicho anteriormente no significa que deba tener un abogado a tiempo completo sino únicamente que deben tener acceso a uno de su confianza. Como dice un refrán “es mejor tenerlo y no necesitarlo que necesitarlo y no tenerlo”.

Notas:

  1. El error de los abogados no perjudica a los litigantes.

Deje un comentario